Terapia deportiva

Cola del Inem

Ya sabemos lo que significa desde un punto de vista psicológico una victoria de la selección, y más en estos momentos de crisis económica. Especialmente cuando España no ha sido un país que haya destacado a nivel de selección en las competiciones internacionales.

Además lo conseguido no se había dado antes en el fútbol. Campeones de la Eurocopa 2008, campeones del Mundo 2010 y campeones de la Eurocopa 2012, de forma consecutiva.

También sabemos que en el fútbol, como en otros deportes, se escenifican las problemáticas de la vida cotidiana. La alegría que proporciona ser campeones sirve de terapia psicológica y nos hace olvidar temporalmente nuestros problemas.

Algunos necesitan disfrutar de cualquier instante de alegría, por pequeño que sea y absurdo que parezca, para poder seguir adelante.

Esta entrada no pretende ser una crónica deportiva. Debe servir como reflexión para psicoanalizarnos y comprender que necesitamos visualizar momentos de alegría, pasados, presentes o incluso futuros, para poder seguir adelante después de tanto sufrimiento.

Una vez acabada la Eurocopa, y pasada la euforia y catarsis (1) inicial, volveremos a nuestras realidades. Que no detallaré para no contribuir a una recaída anímica de la que cuesta salir y que no viene al caso ahora, todos somos conscientes de nuestras angustias personales.

Por tanto, no hay que darle más importancia al fútbol de la que tiene y sigamos adelante. No hace falta recordar que es el fin de la Eurocopa pero no el de nuestros problemas. Aunque no cabe duda de que para algunos el estado de ánimo es diferente, para otras muchas personas ser campeones de la Eurocopa no les va a cambiar su calamitosa existencia.

Aprovechemos el tirón de la Marea Roja, aprovechemos esta nueva oleada de optimismo efímero, ahora nos toca a nosotros.

¿A qué esperas?
¡Todos a Madrid a luchar por nuestros derechos!

(1)
Según wikipedia:
“Catarsis (del griego kátharsis, purificación) es una palabra descrita en la definición de tragedia en la Poética de Aristóteles como purificación emocional, corporal, mental y espiritual. Mediante la experiencia de la compasión y el miedo (eleos y phobos), los espectadores de la tragedia experimentarían la purificación del alma de esas pasiones.

Según Aristóteles, la catarsis es la facultad de la tragedia de redimir (o “purificar”) al espectador de sus propias bajas pasiones, al verlas proyectadas en los personajes de la obra, y al permitirle ver el castigo merecido e inevitable de éstas; pero sin experimentar dicho castigo él mismo. Al involucrarse en la trama, la audiencia puede experimentar dichas pasiones junto con los personajes, pero sin temor a sufrir sus verdaderos efectos. De modo que, después de presenciar la obra teatral, se entenderá mejor a si mismo, y no repetirá la cadena de decisiones que llevaron a los personajes a su fatídico final”.

Anuncios

La marcha de Julián

La marcha de JulianUn desempleado de El Casar de Escalona, Toledo, ha recorrido a pie 124 kilómetros para entregar un escrito reivindicativo en el Congreso de los Diputados. Julían Moratilla, marchó el domingo 27 de mayo desde Talavera de la Reina a Madrid, donde fue recibido por un miembro del Grupo Parlamentario de Izquierda Plural (Cayo Lara) para registrar la carta de protesta en la que exige puestos de trabajo para los desempleados. Ha tardado cuatro dias en completar el trayecto, y aunque cansado, afirma que “lo importante es haberlo hecho para entregar esto…”

A veces pensamos que las cartas que se les entregan a las políticos ni siquiera las leen. Siempre hay alguno que sale a recibirlas en representación de los demás, normalmente de izquierdas, haciendo que muestra interés o quizás simplemente porque le remuerde la conciencia al recordar que está ahí porque ha sido elegido por los votantes.

Pero no por ello vamos a dejar de insistir y poner nuestro empeño para que nos escuchen. Que recuerden que no olvidamos y que estamos tomando nota, que tendrán su “recompensa” en las siguientes elecciones.

Su marcha ha sido la primera pero no será la última, desempleados y diversos colectivos de diferentes puntos de España hemos convocado una marcha a Madrid cuya llegada será el 21 de julio.

Lo dicho, a tomar ejemplo de Julián, ¡Todos a Madrid!

A continuación la carta entregada por Julián:

De los Desempleados al Pleno del Congreso:

El año pasado se celebraron elecciones generales para elegir a los encargados de gobernar el pais durante los próximos cuatro años. El pueblo votó, y el resultado fue inequivocamente extraño. ¿Cómo un partido con menos del 50% de votos puede obtener mayoría absoluta? Las matemáticas, si fallan.

Al mismo tiempo, durante la campaña, todos los partidos de la A a la Z prometían tener la solución al desempleo. Hoy, medio año después aún no han mostrado sus soluciones ninguno. El desempleo sigue en aumento y los políticos siguen con sus peleas sin sentido.

A las pasadas elecciones no se presentaron para ser votados ni Cáritas, ni la Cruz Roja… ni el resto de los ONG’s que están ayudando a todos los nuevos pobres y desempleados a subsistir. Tampoco elegimos a las entidades financieras que actualmente controlan sus decisiones políticas. Se han intercambiado los papeles.

Es por esto que exigimos todos los Desempleados (sin distinción de ideología) que se reestablezcan las obligaciones de cada uno y que los políticos actuen como tales. Que se reunan con afán de solucionar el desempleo TODOS los grupos parlamentarios, TODAS las organizaciones sindicales, TODAS las organizaciones empresariales y TODAS las entidades bancarias. Estas instituciones deben reunirse con espíritu constructivo y dialogante, y no levantarse de la mesa de trabajo hasta conseguir un acuerdo consensuado y favorable para los trabajadores en materia de creación de empleo. Mientras esto no ocurra, no nos pidan nada más, ni siquiera el voto.

Tienen los señores diputados, senadores y demás representantes regionales el privilegio de haber firmado un contrato al menos de cuatro años para desempeñar su trabajo. Hasta ahora no lo han comenzado. Mientras que en este país un solo ciudadano pase hambre, haya un desahucio, una familia sin su ayuda a la dependencia y otras desgracias típicas de siglos pasados; aseguramos que la clase política no está haciendo su trabajo.

El periodo de prueba para la mayoría de los trabajadores es de un año. A estos señores les debería corresponder un periodo de prueba mas corto ya que son los encargados de velar por nuestros derechos. Asi, si no se ven capaces de solucionar el problema del desempleo YA, que no lo duden, que dimitan, que pidan la cuenta en éste, su trabajo, y nosotros, que somos sus jefes, buscaremos a otros obreros mejor cualificados. Asuman sus errores y corrijanlos, que aún están a tiempo.

El casar de Escalona CP 45542
C/ Rio Tajo nº 5
Desempleados con Marcha, Julián Moratilla Martín
Madrid, 31 de mayo de 2012

Estás frustrad…

Estás frustrad@ porque llevas mucho tiempo intentando hacer cambios sin ver resultados? Quieres cambiar algo, ya sea personal o profesionalmente, haces algo diferente, no funciona y te preguntas por qué. Te agobias y, lo peor, sigues haciendo lo mismo pensando que algún día funcionará .

Un loco navegaba en su barco a contracorriente. Debido a su formación y su experiencia previas, estaba convencido de que esa era la mejor manera de navegar. Frecuentemente chocaba de frente con otros barcos y les increpaba “¿Por qué no miras por dónde vas?” Y así siguió, chocando con otros barcos y preguntándose por qué el río estaba lleno de locos.”

¿Qué te parece? Es lo que ella llama el poder causa-efecto. Si haces cosas y no obtienes el efecto deseado es porque, quizá, no te estás dirigiendo a la causa adecuada. En este caso no es que estés paralizad@ por el miedo, simplemente no sabes qué hacer, solo ves el problema no la causa. Y eso hace que acabes agotad@ intentando arreglar o cambiar cosas sin tener resultados, porque todavía no entiendes qué es lo que de verdad hay que cambiar; te estás centrando en el problema no en la causa.

Si tu barco sigue chocando con otros, tendrías que rediseñar tu barco o la manera en que navegas. Si estás intentando cambiar algo o la actitud de alguien, tendrías que cambiar tu forma de comunicarte o de presentar lo que quieres.

Es hora de cambiar de táctica, de analizar la causa de tu problema y centrarte en ella. La cuestión no es cómo puedes cambiar una circunstancia , sino cómo o qué puedes cambiar tú para conseguir el resultado que quieres.

No te limites a esperar a que llegue el éxito, pregúntate qué acciones debes tomar para tener éxito. No te limites a esperar la felicidad, pregúntate qué acciones te traerán felicidad. No te limites a soñar con un futuro perfecto, pregúntate qué acciones harán realidad ese futuro.”

Recuerda, no te centres en el problema, busca la causa y piensa… ¿Qué acciones vas a tomar tú?

(extraído del libro “A River Worth Riding: Fourteen Rules for Navigating Life“, Lynn Marie Sager)