Carta de una parada a la Marea.

Aviso para navegantes: Muchas personas desempleadas somos difíciles de organizar, nada fáciles de motivar. Espero que estéis avisados.

Pensad que al principio, cuando nos quedamos en paro, nos dijimos que no era nuestra culpa, que era algo temporal, que valíamos tanto como cualquiera.

Y que luego tuvimos que recorrer las calles, picar los timbres, ir al ciber cada día, no ver ofertas o no recibir respuestas.

Después de los sellos, los turnos, las colas y todos los formularios; después de la ayudita del día 10; a veces se nos acaba la paciencia, la moral, no sé, llamadlo como queráis.

Después de que la gente nos mire con cara de “tú tienes pa largo” nos hemos ido quemando.

Por eso cuando llegue la Marea Roja no os enfadéis con nosotros cuando nos cueste animarnos, tardemos en llegar a acuerdos, cuando al principio os sintamos ajenos. Tenednos paciencia. Contagiadnos vuestro optimismo, hacednos reír.

Nos diréis “todos juntos nos podemos ayudar”. Nos daréis teléfonos para que contactemos con vosotros. Pero recordad que muchos estamos acostumbrados a que nos den largas cuando llamamos.

Tengo un amigo que lleva tiempo comiendo en Cáritas y no quiere que nadie lo sepa. Por eso cuando le vayáis a hablar dirá que esto no va con él, que él lo suyo ya lo tiene solucionado.

Dadnos tiempo. Contagiadnos vuestra alegría. Insistid tanto como si vosotros creyerais más en nosotros de lo que creemos nosotros mismos.

No os desmoralicéis si cuando nos convocáis os mostramos rabia diciendo que nada tiene remedio. No perdáis vuestro entusiasmo si alguno es oportunista o quiere que se lo den todo hecho.

Algunos huiremos cuando os veamos. Muchos ni siquiera asistiremos. Nos quedaremos en casa o en el parque con nuestros hijos, soñando despiertos que esto no va con nosotros. Porque muchos estamos acostumbrados a que nada vaya con nosotros. Perdonadme el derrotismo.

Insistid, hacednos reír, aguantad nuestros jarros de agua fría. Confiad. Y si el 9 de marzo vamos pocos, volved el día 9 de abril. No nos dejéis solos. No dejéis de volver.

No te quedes solo, apúntate a la Marea Roja.

5 comentarios el “Carta de una parada a la Marea.

  1. Luis dice:

    ¿Está duplicado el posts o ya empiezo a ver doble?…😉

    Un saludo

  2. Es dificil pasar de parado a Desempleado. Somos parados durante los primeros meses de apuntarnos al SEPE, pero al cabo de un tiempo nos damos cuenta de lo mal que estamos ahí, aparcados como coches viejos, recibiendo en nuestras conciencias la culpa de lo mal que va el pais, no cotizamos y encima nos tienen que dar una ayuda. Estamos hasta el no va más de esta situación. Queremos trabajar. Estamos por la labor de movilizar a todo Desempleado que respire, se mueva o piense. Apuntaos a la iniciativa de Desempleados Con Marcha y vayamos todos juntos por NUESTRO EMPLEO.

  3. moni dice:

    Yo veo la necesidad de movilizarnos, al menos yo, desde que vivo en Mallorca estoy o me siento estancada, aquí la gente no se mueve, en Valencia cada día nos manifestábamos por diferentes razones, y poder salir a la calle junto con mas gente a mostrar la indignación y pedir lo que necesitamos y tenemos derecho a tener era muy motivador, te sentías en acción.
    Me gustaría contactar con gente en Mallorca para continuar con las acciones contundentes y pacificas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s